Un coche bomba explotó este miércoles en Madrid hiriendo levemente a por lo menos 8 personas.

La policía dio a conocer que la explosión ocurrió esta mañana luego de una llamada presuntamente realizada por el grupo separatista vasco ETA.

El presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero censuró el atentado y dijo que “el único destino del grupo terrorista es deponer sus armas y disolverse”.

El ataque tiene lugar una semana después que el parlamento español aprobara un plan de Rodríguez Zapatero para iniciar conversaciones de paz con la ETA, siempre que la organización renuncie a su campaña de violencia.