Estados Unidos indicó que la extradición del cubano-venezolano Luis Posada Carriles depende del Departamento de Justicia.

Así reaccionó el portavoz del Departamento de Estado, Richard Boucher, en su rueda de prensa, respecto a la amenaza expresada por el presidente venezolano, Hugo Chávez, de que revisaría las relaciones con Washington, si Estados Unidos no extradita al conocido anticastrista.

“La cuestión de una extradición, la cuestión de todos los asuntos que enfrenta Posada Carriles, es un asunto legal. No es un asunto político. No es una cuestión de relaciones diplomáticas. Es un asunto legal”, indicó el portavoz.

Boucher agregó que se trata de una más de las declaraciones del mandatario venezolano y que no es relevante para el asunto.

El portavoz estadounidense enfatizó que el gobierno de Estados Unidos tratará el tema con justicia, basándose en el Derecho.

Entre tanto, en respuesta a las declaraciones del vocero norteamericano, el embajador de Venezuela en Washington, Bernardo Álvarez, dijo el lunes que su país exige que el caso Posada Carriles sea tratado como un asunto legal.