Un grupo de senadores moderados del Congreso estadounidense logró un acuerdo para impedir una crisis sobre los nominados judiciales del presidente Bush.

El grupo bipartidista dijo a últimas horas del lunes que el acuerdo permitirá al Senado votar sobre tres jueces, pero no descarta el uso del obstruccionismo, una táctica dilatoria parlamentaria, para evitar que se sometan a votación otras dos candidaturas.

Sin embargo, los demócratas de la minoría acordaron que la táctica solo sería usada en el futuro bajo lo que los senadores calificaron de “circunstancias extraordinarias”.

El líder de la minoría, senador Harry Reid, dijo que el acuerdo envía a los republicanos el mensaje de que “el abuso de poder no será tolerado”.

Sin embargo, el líder de la mayoría del Senado Bill Frist indicó que el acuerdo no cumple totalmente con el principio de que todos los nominados deberían recibir una votación.