Agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos recuperaron loas cuerpos de 11 personas en la frontera con México, que cree son inmigrantes ilegales.

Los cadáveres fueron hallados entre el viernes y el lunes en diferentes ubicaciones en el desierto de Arizona donde las temperaturas han superado los 40 grados centígrados en días en recientes.

Los agentes que patrullan la región rescataron decenas de otros migrantes que trataban de cruzar el escarpado terreno.

El área se ha convertido en el principal punto de entrada para los inmigrantes ilegales, mientras que las autoridades estadounidenses han redoblado el patrullaje en otros estados.

Según meteorólogos, Arizona registrará temperaturas sin precedentes o casi récord para el resto de la semana.