Insurgentes llevaron a cabo una serie de ataques este lunes en Iraq.

Por lo menos siete personas resultaron muertas, incluso un alto funcionario del gobierno.

La policía dio a conocer que hombres armados asesinaron a Wael al-Rubaei y a su conductor, cuando se dirigían a sus oficinas.

En el norte de Iraq, cinco personas resultaron muertas y por lo menos otras 13 heridas como consecuencia de la explosión de un coche bomba cerca de la ciudad de Kirkuk.

En Samarra, también en el norte, tres soldados estadounidenses resultaron heridos cuando tres suicidas atacaron una base militar estadounidense.

Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos informan que tres soldados estadounidenses murieron ayer en dos ataques en la ciudad de Mosul.

Al parecer, fuerzas iraquíes y estadounidenses detuvieron a 285 sospechosos este domingo, primer dia de una importante operación contra insurgentes en la parte occidental de las afueras de Bagdad.