El fabricante automotriz japonés Mitsubishi informa que el año fiscal 2004 las pérdidas netas fueron más del doble con respecto al año anterior, en medio de su lucha para ganar de nuevo la confianza de los clientes e incrementar las ventas globales.

La compañía anunció que las pérdidas para el año fiscal que finalizó el 31 de marzo totalizan 4 mil 400 millones de dólares, comparada con 2 mil millones el año pasado. Las pérdidas anunciadas hoy son un poco peor que lo anunciado por Mitsubishi en enero pasado.

Las ventas de Mitsubishi en Japón han bajado substancialmente desde que la empresa reconoció haber ocultado defectos en sus vehículos durante cinco años para impedir gastos multimillonarios de reparaciones.

La compañía automotriz también ha resultado afectada por ofrecer demasiados prestamos en Estados Unidos a compradores con mal credito.