El Pentágono censuró la publicación de fotografías no autorizadas en las que aparece Saddam Hussein en ropa interior en su celda en Iraq.

El presidente Bush también se refirió al tema esta mañana durante una sesión de fotografías en la Casa Blanca junto al primer ministro de Dinamarca, diciendo que no cree que las fotos puedan incitar a la violencia.

“No pienso que una foto inspire a asesinos. Pienso que ellos están inspirados por una ideología que es tan bárbara y retrógrada que resulta muy difícil para muchos en el mundo occidental, entender qué es lo que ellos piensan”, dijo Bush.

Los militares estadounidenses dieron a conocer que las gráficas fueron tomadas en clara violación a las normas del Departamento de Defensa y que posiblemente también violen los reglamentos de la Convención de Ginebra para el trato de prisioneros.

Oficiales militares estadounidenses aseguraron que investigarán exhaustivamente la fuente de las fotos, las cuales ellos señalan que podrían haber sido tomadas hace un año.

El diario Sun de Gran Bretaña, el cual inicialmente publicó las fotografías, argumenta que las recibió de fuentes militares estadounidenses cuyo propósito era desmoralizar a la insurgencia en Iraq.

Las fotos, algunas de las cuales muestran a Saddam en ropa interior, han aparecido en las primeras páginas de diarios de Londres y Nueva York y en la televisión en todo el mundo.

Se prevé que Saddam sea sometido a juicio este año bajo cargos de genocidio, tortura y crímenes contra la humanidad, cargos que podrían resultar en la pena de muerte si es hallado culpable.