El único acusado por el secuestro y la masacre de la escuela de Beslán, en Rusia en el pasado mes de septiembre, se declaró inocente este jueves de los cargos de retención obligada durante tres días de los rehenes, que terminó en la muerte de cientos de personas.

El juicio contra Nur Pashi Kulayev comenzó este jueves en Ossetia del Norte, la república rusa donde se encuentra la ciudad de Beslán, presentándose un detalle de los cargos contra el único acusado, entre los que se incluyen asesinato y terrorismo.

Angustiados familiares de las víctimas portaban fotos y lloraban durante los procedimientos de hoy.

Una mujer lloraba mientras levantaba un diario con las fotos de los niños muertos en la toma de la escuela.

Las autoridades de Rusia dijeron que Kulayev es el único sobreviviente de los más de 30 militantes que tomaron como objetivo la escuela de Beslán en septiembre pasado, manteniendo en rehenes a cientos de personas.

Más de 330 de los secuestrados murieron durante el operativo que siguió al asedio, de los cuales más de la mitad eran niños.