En Bolivia, el proyecto de ley que aumenta los impuestos a las compañías petroleras extranjeras en el país se transformó en ley, después que el presidente Carlos Mesa dejó vencer el plazo para vetar o modificar la medida.

El ministro de la Presidencia, José Galindo, dijo que el presidente Mesa, quien se opone a las previsiones del proyecto de ley, permitió que fuera aprobada automáticamente por el Congreso.

El presidente del Senado, Hormando Vaca Diez, promulgó la ley el martes, como la manda la constitución.

La ley fija un 32 por ciento de impuestos sobre las compañías petroleras extranjeras, además de un existente 18% de regalías que ya pagan.

Oponentes de la controversial medida exigieron impuestos más altos a las compañías.

El lunes, miles de manifestantes se enfrentaron con la policía en La Paz, la capital, durante una manifestación contra firmas petroleras extranjeras.