El Departamento de Estado dio a conocer haber instruído a sus misiones diplomáticas en todo el mundo para que informen al público que Estados Unidos no encontró pruebas de que el Korán fue profanado en prisiones militares de Estados Unidos.

El anuncio este martes fue dado a conocer menos de 24 horas después que la revista Newsweek se retractó de su reciente informe en el que mencionó que interrogadores estadounidenses en Guantánamo habían colocado una copia del sagrado libro del Corán dentro de un inodoro, con el fin de intimidar a los presuntos terroristas.

Las autoridades estadounidenses informan que el cable enviado a las misiones diplomáticas del país gira instrucciones para que reiteren a gobiernos extranjeros y a los medios de comunicación que Estados Unidos respeta todas las religiones.

El artículo publicado por Newsweek en su edición del pasado 9 de mayo generó violentas protestas en varias naciones musulmanas, incluso en Afganistán, donde 17 personas resultaron muertas.