El Senado de Estados Unidos iniciará este miércoles su debate sobre una de las nominadas judiciales del presidente Bush, lo cual establece el escenario para un posible enfrentamiento en relación a la táctica dilatoria conocida como obstruccionismo.

Bill Frist, líder republicano de la mayoría en el Senado, tiene programado someter a votación la nominación de Priscilla Owen, una magistrada de la Corte Suprema de Justicia de Texas, quien fue una de siete nominados rechazados por los demócratas en el primer período del presidente Bush.

Si los demócratas tienen éxito de nuevo, los republicanos tratarán a principios de la próxima semana de cambiar las reglas del Senado para limitar el obstruccionismo, un procedimiento parlamentario dilatorio orientado a impedir una votación.

Los demócratas de oposición sostienen que cambiar las reglas del Senado limitaría drásticamente los derechos de la minoría. Las conversaciones sobre el logro de un compromiso han fracasado.