La Comisión Europea aumentó la presión sobre China para controlar el aumento de sus exportaciones textiles, exhortando a consultas de emergencia con Beijing en dos tipos de productos chinos.

El Comisionado de Comercio de la Unión Europea, Peter Mandelson, puso en marcha un procedimiento de emergencia este martes que insta a conversaciones formales con China sobre franelas e hilo de lino.

Alertó que a menos que Beijing tome medidas efectivas para controlar el flujo de importaciones a los mercados europeos, la comisión impondría límites temporales en la importación de los dos productos.

Una reciente investigación de la UE sobre textiles chinos muestra un aumento de hasta 534% después que el sistema de cuotas que tenía en uso 31 años expiró en enero.

El anuncio de la Unión Europea tiene lugar apenas días después que Estados Unidos dijo que re-impondría cuotas a otras tres categorías de textiles de China: pantalones de algodón, camisas tejidas y ropa interior de algodón.

Beijing ha amenazado con tomar represalias por la decisión de Washington.