La policía afgana informó que una pandilla criminal se hizo responsable por el secuestro de una socorrista italiana que el lunes fue sacada por la fuerza de su automóvil en Kabul por cuatro individuos armados.

Funcionarios policiales indicaron que la banda de delincuentes se contactó con autoridades este martes, para hacerse responsable del secuestro y dijeron que quieren cambiarla por su encarcelado líder y otros cómplices.

Autoridades afganas indicaron que fuerzas de seguridad continúan la búsqueda de la mujer de 32 años de edad que trabajaba para la agencia CARE International.

Aproximadamente 200 viudas afganas, que han recibido ayuda de la trabajadora asistencial, llevaron a cabo una breve manifestación hoy en Kabul, pidiendo su inmediata liberación.

Kabul ha sido un lugar mayormente libre del temor a los secuestros tipo Iraq hasta octubre pasado, cuando tres trabajadores electorales de Naciones Unidas fueron secuestrados a punta de revólver.

Fueron liberados ilesos un mes después.