Líderes e influyentes autoridades de toda Europa comienzan este lunes dos días de negociaciones con el propósito de redefinir el mandato político del Consejo de Europa, la más antigua organización continental.

Los participantes de la cumbre de Varsovia esperan finalmente firmar tres tratados que se presentarán sobre la prevención y financiación del terrorismo y el tráfico de seres humanos.

Los delegados del Consejo, que cuenta con 56 años de antigüedad, también tratarán de definir como la organización puede funcionar mejor con otros cuerpos europeos en la defensa de los derechos humanos, la democracia y las normativas legales.

Estrictas medidas de seguridad han sido definidas para el encuentro.

Los líderes de Alemania, Ucrania, Turquía y Armenia están entre los que tenían planeado asistir a la reunión.