La revista Newsweek se disculpó por posibles errores en un informe que denunciaba que interrogadores estadounidenses en Guantánamo habían profanado el Corán, libro sagrado del islamismo.

Sin embargo, la publicación no se ha retractado de su reportaje.

La Administración Bush dio a conocer este lunes que la información ha tenido graves consecuencias y causado daño a la imagen de Estados Unidos en el exterior.

El vocero de la Casa Blanca Scott McClellan dijo que le preocupa que Newsweek no haya se haya retractado de su relato.

En la información publicada el 9 de mayo, Newsweek dice que los guardias estadounidenses en Guantánamo habían puesto una copia del Corán en el inodoro para hacer disgustar a los prisioneros que interrogaban.

La nota provocó violentas protestas en varios países, incluso Paquistán, India y Afganistán, donde por lo menos 17 personas resultaron muertas.

En su disculpa, Newsweek indicó que se enteró del presunto incidente de lo que califica como una fuente gubernamental con conocimiento.

También señala que esa fuente dijo originalmente que había leído lo de la profanación del Corán en un informe militar sobre maltrato de prisioneros en Guantánamo.

Newsweek indica que ahora la fuente dice no estar segura de haber leído sobre el incidente en ese informe.