Corea del Sur exhortó a Corea del Norte a que retorne a las conversaciones multilaterales, mientras ambas partes sostuvieron sus primeras negociaciones a nivel técnico en 10 meses.

Pyongyang no respondió a los comentarios sobre el tema nuclear, pero solicitó ayuda en fertilizantes del sur y dijo que también necesita ayuda alimentaria.

Las conversaciones de dos días comenzaron este lunes en la ciudad fronteriza norcoreana de Kaesong.

Las reuniones tienen lugar después que Estados Unidos y Japón advirtieron que castigarán a Corea del Norte si la aislada nación comunista lleva a cabo pruebas nucleares.

El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Stephen Hadley, dijo este domingo que una prueba nuclear sería un grave acto de desafío y que “tendrían que tomarse medidas”.

Por su parte, el jefe del partido liberal del gobierno japonés dijo que Tokio exhortará a que la ONU adopte sanciones económicas contra Corea del Norte si ese país lleva a cabo una prueba nuclear.