Por lo menos 13 personas, incluidos dos periodistas, fueron asesinados en Iraq, cuando los insurgentes renovaron sus ataques en Bagdad y en otros puntos del país.

Los dos periodistas y su conductor fueron asesinados este lunes en una emboscada en la zona sur de la capital.

Otros dos periodistas habían sido asesinados en la misma área el domingo.

En el norte, cuatro soldados iraquíes fueron asesinados cuando una patrulla del ejercito perseguía a un grupo de insurgentes cerca de Jan Bani Saad y fue detonada una bomba plantada en una calle.

Dos civiles murieron en una explosión similar en Bagdad. Cerca del lugar, las autoridades dijeron que cuatro insurgentes fueron muertos en una emboscada fallida contra un general iraquí, cuando los guardaespaldas del militar de alto rango devolvieron el fuego. El general escapó ileso.

Más temprano este lunes, los cuerpos de doce hombres iraquíes asesinados al estilo ejecución fueron encontrados en el noreste de Bagdad.

En total, 46 cadáveres acribillados a balazos han sido encontrados en cuatro diferentes sitios del país desde el domingo.