Un legislador británico ha viajado para Washington a fin de enfrentar acusaciones de que se aprovechó del programa petróleo por alimentos, desarrollado en Iraq durante el régimen de Saddam Hussein.

George Galloway deberá comparecer mañana martes ante una comisión del Senado estadounidense que investiga a individuos acusados de ayudar al régimen de Saddam Hussein a desviar los fondos del programa petróleo por alimentos.

La comisión indicó que líderes iraquíes canalizaron descuentos aplicados a derechos petroleros por valor de millones de dólares a Galloway, y al ex – ministro del interior francés Charles Pasqua, así como a funcionarios rusos.

La comisión dijo que estos hombres se aprovecharon vendiendo el petróleo a precios más altos.

Pasqua negó esas denuncias, expresando que es objeto de una campaña estadounidense contra Francia.

Un funcionario ruso –Vladimir Zhirinovsky—acusado por la comisión también negó haber cometido irregularidades.

La investigación del Senado revela que más del 30% de las colocaciones de petróleo iraquí fueron para funcionarios rusos, partidos políticos y empresarios, para buscar el favor político.