La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, realizó una sorpresiva visita a Iraq, el domingo, donde ataques insurgentes causaron la muerte de más de 400 personas en lo que va de este mes.

Rice, rodeada por una fuerte custodia, hizo una primera escala en el norte de Iraq para conversar con el líder kurdo Massoud Barzani.

Posteriormente, la Secretaria de Estado se reunió con el primer ministro Ibrahim al-Jaafari y el presidente Jalal Talabani, en Bagdad.

Rice elogió a Iraq por formar un gobierno que incluye a los principales grupos religiosos y étnicos del país.

La secretaria de Estado también analizó las gestiones para redactar la constitución iraquí.

Mientras tanto, el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Stephen Hadley, dijo que no puede confirmar informes de que el líder terrorista Musab al-Zarqawi fue seriamente herido al oeste de Bagdad.

El diario Sunday Times de Londres citó a un médico iraquí quien dijo haber tratado a al-Zarqawi, el miércoles, en el hospital de Ramadi.