El presidente de Honduras, Ricardo Maduro, dijo que el Tratado de Libre Comercio entre América Central y Estados Unidos, CAFTA, por sus siglas en inglés, es un importante paso hacia la creación de nuevos puestos laborales y la reducción de la pobreza en la región.

Maduro dijo en una entrevista con la Voz de América que el pacto es la única forma, en este momento, de hacer frente a los problemas que causan la inmigración ilegal a Estados Unidos.

Mientras tanto, el presidente de El Salvador, Antonio Saca, dijo a la Voz de América que él apoya un proyecto de ley que otorgaría estatus legal a millones de inmigrantes ilegales de América Latina en Estados Unidos.

El proyecto de ley, presentado el jueves en el Congreso, permitiría que los inmigrantes ilegales que pagan impuestos obtengan permisos de trabajo y soliciten la residencia permanente, después de pagar multas.

Ambos presidentes hablaron con la Voz de América después de reunirse con el presidente Bush en la Casa Blanca.

Escuche las entrevistas que los dos mandatarios centroamericanos concedieron a la VOA.