Autoridades afganas informaron que por lo menos tres personas murieron en protestas contra Estados Unidos, lo que lleva el total de víctimas a 10, en los últimos días.

Este viernes se informó de otras protestas, mayormente pacíficas, en Pakistán, Indonesia y los territorios palestinos.

Las manifestaciones comenzaron en Afganistán, este martes, después que una revista estadounidense informara que interrogadores en el centro de detención de Guantánamo presuntamente desecraron el Corán, para poner nerviosos a los prisioneros.

El ministro de relaciones exteriores de Pakistán pidió el castigo de los responsables, si se demuestra que las denuncias son verdaderas.

Funcionarios estadounidenses de alto nivel que investigaron las denuncias no han encontrado evidencia que confirme que el incidente haya ocurrido.

La secretaria de estado norteamericana, Condoleezza Rice, prometió tomar medidas si se descubre que en verdad ocurrió.