Los ex presidentes de Estados Unidos, Bill Clinton y George Bush, instaron a mantener el compromiso con los esfuerzos de reconstrucción tras el maremoto en el sudeste asiático.

Ambos ex mandatarios hablaron el jueves en Washington durante una reunión destinada a evaluar los avances en la recuperación de las regiones costeras devastadas por el maremoto del 26 de diciembre.

El coordinador de asistencia de la ONU, Jan Egeland reconoció que las gestiones de reconstrucción avanzan lentamente.

Pero añadió que las organizaciones involucradas tratan de asegurar que no se produzca corrupción.

Bush dijo que las donaciones privadas para la asistencia tras el maremoto llegan hasta el momento a los mil 200 millones de dólares.

Clinton advirtió que la atención mundial se ha desviado, en momentos que miles de sobrevivientes del maremoto aún viven en carpas en momentos que se acerca la temporada de los monzones.