Un panel de Estados Unidos sobre libertad religiosa mantuvo a Cuba en su lista de vigilancia, argumentando que las creencias y prácticas religiosas siguen siendo estrictamente controladas en ese país comunista.

En su informe anual, la Comisión de Estados Unidos sobre Libertad Religiosa indicó que las condiciones sobre libertad religiosa en Cuba han sido afectadas en parte por la continua represión gubernamental contra la democracia y los activistas que defienden la libertad de expresión.

El panel dijo que la represión ha resultado en lo que llamó “una situación generalmente deteriorante”.

Cuba es uno de seis países en la lista. La lista está debajo de la categoría de países de “preocupación particular” pero nombra a naciones que requieren vigilancia cercana debido a las violaciones a las libertades religiosas que los gobiernos habrían realizado o tolerado.