Las autoridades estadounidenses liberaron a dos hombres que volaron una avioneta al espacio aéreo restringido sobre Washington y causaron una breve evacuación de la Casa Blanca, el Capitolio y otros edificios de gobierno.

El gobierno indicó que no presentó acusaciones contra los hombres luego de determinar que el incidente de este miércoles fue un error.

Los individuos fueron interrogados durante varias horas luego que su avión fue desviado de Washington y escoltado hasta una pista de aterrizaje cerca de Frederick, Maryland.

El vocero de la Casa Blanca, Scott McClellan, dijo que el avión estuvo a unos cinco kilómetros de la Casa Blanca antes de ser obligado a desviarse.

Añadió que el piloto no respondió a los funcionarios de la aviación, y los aviones de combate dispararon bengalas de advertencia para llamar la atención del piloto.

El presidente Bush no se encontraba en la Casa Blanca al momento del incidente.