Un hombre de 84 años presentó un juicio en el estado de California en el que exige a un museo y al gobierno de España que le devuelvan a su familia una pintura que supuestamente fue robada por los Nazis durante los saqueos de la Segunda Guerra Mundial.

En su demanda, Claude Cassirer, afirma que su abuela judía fue forzada a vender una pintura impresionista, obra de Camille Pissarro, llamada “Rue Saint-Honore, Afternoon, Rain Effect” (Calle Saint Honore, por la tarde, efectos de la lluvia).

La pintura representa una tarde lluviosa en una calle de París, y la misma actualmente se encuentra en un museo de Madrid.

Una vocera del Ministerio de Cultura de España no hizo comentarios sobre el asunto.

El juicio fue presentado luego de que la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos autorizara el año pasado a que una mujer de California demandara al gobierno de Austra el retorno de un grupo de pinturas de Gustav Klimt, robadas por los nazis.