Un funcionario de inteligencia australiano de alto rango dijo que el devastador tsunami de diciembre del año pasado puede haber llevado a los terroristas a postergar ataques en Indonesia.

Ian Cousins, director general interino de la Organización Australiana de Seguridad e Inteligencia sostiene que los grupos terroristas no han repensado su estrategia y que todavía tienen previsto atacar interesas australianos en la región.

El terremoto y tsunami de diciembre dejaron más de 200 mil muertos o desaparecidos en Asia, especialmente en la provincia indonesia de Aceh.

Intereses australianos en el sureste de Asia han sido blanco de ataques terroristas en años recientes, entre ellos el ataque en la isla indonesia de Bali en 2002 en el que perecieron 202 personas, 88 de ellas australianas.