Las autoridades iraquíes informaron que insurgentes llevaron a cabo dos atentados suicidas con coches bomba esta mañana, hora local, en el centro de Bagdad.

Al parecer siete personas resultaron muertas y unas 16 heridas en el primer ataque, ocurrido cuando pasaba un convoy militar estadounidense.

Hasta ahora se desconoce si algún vehículo estadounidense fue alcanzado por el estallido. Poco después, ocurrió otro ataque suicida en otra zona de la ciudad. No hubo informes inmediatos de bajas.

Mientras tanto, el ejército de Estados Unidos continúa una gran ofensiva contra insurgentes en la provincia occidental de al-Anbar.

Autoridades militares informaron que este lunes por lo menos 100 insurgentes han muerto desde que comenzó la operación el pasado sábado cerca de la provincia siria.

Por otro lado, el canciller japonés dio a conocer que un empleado de una empresa de seguridad fue al parecer secuestrado en Iraq.