El presidente Bush elogió al pueblo de Georgia por su valor en la causa de la libertad y dijo que su determinación ha inspirado a reformistas democráticos en todo el mundo.

Ante una multitud de decenas de miles de personas, este martes, en Tibilisi, Bush afirmó que su pacífica “Revolución de las Rosas”, hace 18 meses, estableció un ejemplo para los movimientos democráticos en el Líbano, Ucrania, Iraq y Kirguistán.

El presidente Bush también declaró que la soberanía territorial de Georgia debe ser respetada por todas las naciones.

El mandatario norteamericano partió, de regreso a Washington, poco después de pronunciar su discurso en la plaza Libertad.

En 2003, esa plaza fue centro de multitudinarias protestas contra el gobierno de Eduard Shevardnadze, lo cual llevó al poder al reformista Mikhail Saakashvili.

El presidente Sakashvili describió a su colega estadounidense como un “luchador por la libertad” y un amigo de Georgia.