El presidente Bush reiteró la preocupación de Estados Unidos por la venta de armas rusas a Venezuela.

El mandatario dijo que, y citamos, “dejamos nuestra posición muy clara sobre los AK-47 para Venezuela, y es que estamos preocupados por que esas armas puedan terminar en manos de las FARC, por ejemplo, una fuerza muy desestabilizadora en América del Sur”.

Los comentarios de Bush fueron formulados antes de iniciar su viaje a Europa, en una conferencia con la prensa escrita internacional.