El ejército de Estados Unidos comenzó a trabajar este jueves en un largo proceso para destruir casi 950 mil litros del mortífero gas VX que ha permanecido almacenado en el estado de Indiana.

Contratistas del ejército vaciaron 2.600 contenedores de acero en el Depósito Químico Newport y transportaron el agente en un tanque.

Hoy, el VX será colocado en un reactor químico donde será mezclado con agua e hidróxido de sodio.

La mezcla será calentada durante varios días para determinar cuando el químico ha sido neutralizado. El proceso completo llevará unos dos años.

Las autoridades desean enviar el químico neutralizado a una planta de tratamiento en Nueva Jersey, antes de ser vaciado en el rio Delaware.

Los expertos dicen que un sola gota de VX en la piel puede matar a una persona en menos de 12 segundos.