El presidente Bush está viajando hacia Europa para una gira por cuatro naciones coincidiendo con el aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Su primera escala será Letonia, y el sábado se reunirá en Riga con los presidentes de Letonia, Lituania y Estonia.

Los líderes bálticos están enemistados con Rusia por la dominación soviética de casi cinco décadas en sus países, después del fin de la guerra.

Ellos han pedido a Rusia que censure el dominio soviético como una ocupación.