Las autoridades en Iraq dieron a conocer que por lo menos siete policías iraquíes murieron y varios más resultaron heridos en un ataque con bomba en la población norteña de Tikrit.

Un funcionario del Departamento de Defensa iraquí dijo que el ataque ocurrió esta mañana, hora local, en un punto de control de la ciudad, unos 130 kilómetros al norte de Bagdad.

El estallido, cuyo objetivo era alcanzar un minibus que transportaba a agentes de policía, es el más reciente ataque en una ola de violencia insurgente ocurrida tras el nombramiento de la lista parcial de integrantes del gabinete la semana pasada.

Este jueves, por lo menos 27 personas murieron en una serie de ataques contra fuerzas policiales y del ejército.

Mientras tanto, la policía dio a conocer haber encontrado 14 cadáveres en el norte de Bagdad, incluso algunos vendados y aparentemente asesinados estilo ejecución.