Las autoridades dicen que aun no han determinado el motivo o el sospechoso en las explosiones de dos granadas de fabricación casera, el jueves, frente a un edificio que alberga el consulado británico en Nueva York.

Las explosiones causaron daños menores pero no hubo heridos.

El comisionado de la ciudad de Nueva York, Raymond Kelly, dijo en una conferencia de prensa que el video de vigilancia muestra varias personas, incluyendo una persona que trotaba por el lugar en el momento de las explosiones.

Kelly agregó que el video muestra que una de las granadas pudo haber sido arrojada.

El funcionario policial también indicó que un empleado de la ONU originario de Holanda, arrestado poco después de las explosiones, fue descartado como sospechoso.