El Primer Ministro israelí Ariel Sharon se sumó a unas 20 mil personas en la anual “Marcha de los Vivientes” en el lugar de dos campamentos de exterminio nazi en el sur de Polonia.

Los manifestantes, entre ellos sobrevivientes del Holocausto, realizaron este jueves la caminata de 3 kilómetros desde el campamento Auschwitz al de Birkenau previo a las próximas conmemoraciones del sexagésimo aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial en Europa.

Altos funcionarios polacos se sumaron a las ceremonias formales en el campamento Birkenau para rendir tributo a más de un millón de judíos que los nazis exterminaron durante la guerra.

En Israel también hubo ceremonias de conmemoración. El país se detuvo por dos minutos en honor a las víctimas.

Este jueves en Jerusalén, Sharon aseguró que los judíos nunca más estarán sin protección, un hogar, y un refugio.