El ministro de Defensa de Afganistán, dijo que una emboscada por elementos que se sospecha son militantes talibanes en la sureña provincia de Kandahar dio muerte a 9 soldados afganos y dejó heridos a otros tres.

Funcionarios dijeron que el ataque tuvo lugar en el distrito de Jakriz el miércoles, un día después que insurgentes que se sospecha son talibanes combatieron una intensa batalla con fuerzas de Estados Unidos y Afganistán cerca de la provincia de Zabul.

Los militares estadounidenses dijeron que aproximadamente 40 insurgentes murieron en el enfrentamiento del martes, descrito como uno de los más intensos de las semanas recientes.

Previamente, los militares habían dicho que 20 rebeldes y un policía afgano perecieron y que seis soldados norteamericanos habían resultado heridos en el combate.

Insurgentes talibanes han incrementado sus ataques contra soldados afganos y de la coalición liderada por Estados Unidos a medida que las condiciones del tiempo mejoran luego de un crudo invierno.