Autoridades neoyorquinas informaron que se rediseñará la propuesta “Torre de la Libertad” en el lugar donde estuvo el Centro Mundial de Comercio.

Los funcionarios estatales y municipales dijeron que siguen comprometidos con la construcción de la planeada torre de 541 metros, pero que alterarán el diseño para satisfacer las preocupaciones por la seguridad expresadas por el departamento de policía de la ciudad.

Informes de prensa indican que los cambios podrían incluir el resideño de la base de la torre y moverla un poco más atrás de la calle, de lo que se había pensado.