Voceros militares estadounidenses dieron a conocer que, esta semana, una empresa contratada por el ejército comenzará a destruir un gran arsenal de un mortal agente neurotóxico que Estados Unidos desarrolló durante la Guerra Fría.

Se prevé que el proceso de neutralización del agente VX almacenado en mil 600 contenedores de acero en el Depósito Químico Newport en el estado de Indiana tarde más de dos años.

El ejército quiere transportar el producto derivado resultante a una planta química en Nueva Jersey para su tratamiento final y eliminación en el río Delaware.

Sin embargo, residentes del área y varios legisladores se han opuesto al plan.

Por ahora, el ejército dijo que el derivado será dejado en Newport.