Abogados defensores buscan indulgencia para la soldado Lynndie England, una de las personas integrantes de la reserva del ejército estadounidense que protagonizaron el escándalo de abusos en la prisión iraquí Abu Ghraib.

Un sicólogo que sometió a prueba a England cuando era menor de edad, testificó el martes que ella sufría de limitaciones de aprendizaje cuando era niña.

El Dr. Thomas Denne agregó que parecía intimidada en todas las interacciones sociales.

England ha dicho que participó en abusos cometidos en Abu Ghraib debido a presiones de sus colegas.

Ella se declaró culpable el lunes de siete cargos de abuso durante una audiencia en Ford Hood, Texas.

England enfrenta una sentencia que podría llegar a once años de prisión, aunque dado que se declaró culpable es probable que su sentencia sea mucho menor.