Japón se manifestó dispuesto a finalizar su campaña para convertirse en el país donde se instale el primer reactor de fusión nuclear en el mundo, haciendo posible que su rival, Francia, sea el futuro lugar del importante proyecto.

Un informe dado a conocer este miércoles por el diario japonés “Yomiuri Shimbún”, cita a fuentes del gobierno que dicen que Japón podría abandonar la carrera que proveerá al ganador órdenes de compra y fuentes de trabajo en el proyecto del reactor.

Con un costo de 13 mil millones de dólares, el Reactor Experimental Termonuclear sería una fuente de abastecimiento de energía limpia e inextinguible.

En Bruselas mientras tanto, voceros de la Unión Europea dijeron que no tienen información oficial que revele algún cambio en la posición de Japón, y que las discusiones sobre el tema continuaban.

El proyecto es llevado adelante por Estados Unidos, la Unión Europea, Japón, China, Rusia y Corea del Sur.