Una corte alemana sentenció a un prominente neo-nazi a siete años de prisión por planear un ataque con bomba contra un centro de la comunidad judía.

La corte en la sureña ciudad de Munich dictaminó este miércoles que Martín Wiese, de 29 años de edad, fue el autor intelectual del ataque.

La corte también dijo que él era el líder de un grupo neo-nazi. Tres co-acusados recibieron penas de cárcel que van de dos a seis años.

Los fiscales acusaron a los inculpados de planear colocar una bomba en la ceremonia de inauguración de un centro judío de Munich, en noviembre de 2003.

El presidente de Alemania y líderes judíos estaban en la ceremonia.

El abogado de Wiese dijo el martes que el grupo no tenía planes de llevar a cabo el ataque y negó las afirmaciones de los fiscales de que él pertenece a un grupo terrorista.