Japón restó importancia a la seriedad del lanzamiento de un misil de corto alcance por parte de Corea del Norte.

Funcionarios japoneses declararon a medios de prensa que el incidente no representa “nada grave”.

El ministro de Gobierno, Hiroyuki Hosoda, dijo este lunes en Tokio que el lanzamiento de tal misil de corto alcance es un ejercicio militar que no viola un acuerdo logrado en 2002 en el que Pyongyang prometió una moratoria al lanzamiento de misiles.

Voceros surcoreanos dijeron que el misil, que cayó el domingo en el Mar de Japón, no es del tipo que puede llevar una ojiva nuclear y no tuvo ningún impacto en la seguridad nacional.

El jefe de gabinete de la Casa Blanca Andrew Card dijo el domingo que aunque este no es el primer incidente de su tipo, Washington sigue los hechos con mucha atención.