Australia planea enviar un equipo de emergencia compuesto por diplomáticos, personal de defensa y policías a Iraq en un intento por liberar a un ingeniero tomado en rehén por insurgentes.

Al anunciar la medida este lunes, el ministro de Relaciones Exteriores australiano, Alexander Downer, reiteró la política del gobierno de que las tropas no serán retiradas de Iraq y que no se pagará rescate.

El primer ministro, John Howard, dijo el domingo que Australia hará todo lo que pueda para ayudar, pero no permitirá que su política exterior sea dictada por los terroristas.

Los secuestradores de Douglas Wood dieron a conocer una cinta de video a los medios este domingo en la que aparece el australiano pidiendo que le perdonen la vida y solicitando a las fuerzas de la coalición que salgan de Iraq.

Wood había estado trabajando como ingeniero en Iraq cuando fue capturado por irregulares.