El Presidente ruso Vladímir Pútin defendió los acuerdos militares y tecnológicos de su país con Siria e Irán durante su primera visita a Israel.

Hoy en Jerusalén, Pútin dijo que el acuerdo de Rusia para proveer combustible nuclear a Irán no amenaza a Israel, pero que Teherán debería hacer más para asegurar al mundo que no está construyendo armas nucleares.

El gobernante ruso también dijo que Rusia apoya el uso pacífico de la energía nuclear en Irán y que Teherán tiene el requerimiento de devolver el uranio utilizado a Moscú de modo que no lo pueda usar en fabricar armas.

Durante su reunión con altas autoridades, incluyendo al Primer Ministro Ariel Sharón, Pútin no dio detalles sobre su ofrecimiento el miércoles para ser el anfitrión en Moscú, de una conferencia sobre la paz en Medio Oriente.