El Departamento de Estado de Estados Unidos emitió una nueva advertencia para los ciudadanos que viajen a México, basándose en lo que según indicó es una situación “de desorden público” del lado mexicano de la frontera.

El anuncio, dado a conocer el martes a última hora, describe las actividades criminales alentadas por la guerra continua entre organizaciones de narcotraficantes a lo largo de la frontera.

El texto dice que residentes y turistas, incluyendo a turistas de Estados Unidos, han sido víctimas de asesinato y secuestro en la región.

El anuncio añade que las fuerzas de policía mexicanas sufren de falta de recursos y entrenamiento y que el sistema judicial mejicano es débil e ineficiente.

En enero pasado la chancillería estadounidense dio a conocer un alerta similar, el cual fue sustituido por éste.