Estadísticas del gobierno estadounidense muestran un drástico aumento en el número de ataques terroristas internacionales significativos, el año pasado, cifras que el Departamento de Estado decidió no hacer públicas.

Asesores de legisladores demócratas dijeron que el Departamento de Estado dio a conocer los datos en informes privados al Congreso.

Según las fuentes, las estadísticas muestran un nivel sin precedentes de 650 ataques terroristas, en 2004, comparado con 175 del año anterior.

Los funcionarios legislativos demócratas afirman que el número de ataques en Iraq llegó a los 198, de 22 en 2003.

La semana pasada, el Departamento de Estado informó que rompería con la tradición y no incluiría los datos en su informe anual sobre terrorismo mundial.

El informe del año pasado incluía datos que luego se supo constituían una gran subestimación, lo que hizo que el Departamento de Estado emitiera una revisión.

Algunos legisladores estadounidenses afirman que las cifras de este año no se han dado a conocer porque podrían socavar la afirmación de la Administración Bush respecto a que los aliados encabezados por Estados Unidos están ganando la guerra contra el terrorismo global.