Un nuevo informe muestra evidencia de que la economía estadounidense está bajando su ritmo de expansión.

Las órdenes de bienes durables bajaron inesperadamente en 2,8% en marzo.

El informe emitido el miércoles por el Departamento de Comercio muestra la mayor baja en más de dos años.

Los bienes durables son productos caros, manufacturados, destinados a durar más de tres años.

El informe muestra una declinación en las órdenes de equipos de transporte, incluyendo automóviles y aviones comerciales.

Los analistas atribuyen la baja de las órdenes a los altos precios del petróleo, lo que desalienta la inversión empresarial y la los gastos de consumo.

Será posible obtener una idea más clara del crecimiento de la economía estadounidense en un informe sobre el producto interno bruto que será publicado este jueves.