Miles de manifestantes se enfrentaron este lunes a la policía en Managua, durante una protesta por el incremento de más de tres centavos en los pasajes de autobuses.

Informes desde el lugar de los hechos indican que los manifestantes, la mayoría estudiantes universitarios, lanzaron explosivos caseros contra los agentes de policía, e incendiaron llantas.

Las autoridades informan que por lo menos 13 personas resultaron heridas en los choques, incluso tres agentes de policía. Según se informa, las protestas comenzaron cerca de las universidades de la ciudad.

Las autoridades indican que los estudiantes han estado protestando el aumento de pasajes por más de una semana.

El incremento ha sido atribuído al aumento internacional en los costos del combustible.

Mientras tanto, un grupo que representa a la mayoría de los alcaldes de Nicaragua, emitió una declaración en la que dicen que si el presidente Enrique Bolaños no puede controlar la situación, debe renunciar.