Amnistía Internacional pidió a Israel que tome acciones contra los colonos israelíes acusados de envenenar al ganado de los palestinos y contaminar las tierras de cultivos en Cisjordania.

El grupo de derechos humanos dijo que los químicos tóxicos han sido esparcidos repetidamente en las granjas palestinas cerca de tres villas ubicadas al sur de la región de Hebron hasta fines de marzo.

La declaración también acusa a Israel de fracasar en encontrar a los culpables de usar los químicos tóxicos.

Amnistía también dijo que los granjeros palestinos han sido forzados a poner en cuarentena a su ganado y a no poder usar los productos lácteos y la carne de los rebaños contaminados.

La policía israelí ha confirmado la presencia de tierras de cultivo que están contaminadas. Mientras tanto, ellos han rechazado las acusaciones de que no han hecho lo suficiente para detener los ataques.