El presidente Bush y el primer ministro de Grecia, Kostas Karamanlis, se reunirán el mes próximo en la Casa Blanca para llevar a cabo conversaciones que se concentrarán en temas regionales y de seguridad.

Un anuncio de la mansión presidencial que se refiere al encuentro del 20 de mayo enfatiza la importancia de Grecia como miembro de la OTAN y de la Unión Europea.

La declaración señala que la visita del primer ministro refleja el excelente estado de las relaciones greco-estadounidenses.

También destaca la profundización de la asociación de los dos países en el avance de la democracia, la prosperidad y la seguridad desde sur-oriente de Europa hasta el Medio Oriente.