Una corte australiana sentenció a un musulmán a dos años y medio de prisión por amenazar a una autoridad federal.

Zeky Mallah, un australiano hijo de inmigrantes libaneses, había sido absuelto a comienzos de este mes de los cargos de terrorismo como parte de un supuesto complot para atacar la agencia astraliana de inteligencia.

De todas formas, Mallah admitió haber amenazado a una autoridad federal.

Los fiscales habían acusado a Mallah de haber planeado un ataque contra oficiales en la agencia de inteligencia para luego suicidarse.

Pero los abogados de la defensa dijeron que él simplemente estaba tratando de llamar la atención de los medios de prensa después que el gobierno rechazara otorgarle un pasaporte para viajar al Líbano.